viernes, 3 de junio de 2011

galletas de almendra

Hoy he hecho una receta nueva, la tenía desde hace tiempo en la lista de pendientes y hoy le ha tocado, son unas galletas que llevan almendra y mermelada. Quiero hacer mención especial a la mermelada de moras que me regaló una de mis amigas, la hace su madre, le sale deliciosa y no podía faltar en el estreno de esta receta...Han quedado con esta pinta, qué os parecen??


INGREDIENTES ( para unas 25 unidades)

- 240 gr de harina
- 1 huevo
- 125 gr de almendra en polvo
- 130 gr de mantequilla
- 100 gr de azúcar moreno
- 1 cucharilla de postre de levadura en polvo
- 1 cucharilla de postre de azúcar avainillado
- una pizca de canela
- una pizca de nuez moscada ( creo que no es imprescindible)
- mermeladas varias (yo he usado una casera  de mora y comerciales de  fresa y melocotón)

ELABORACIÓN

En un bol mezclamos la harina, la levadura, la almendra en polvo, los dos tipos de azúcar y las especias. Reblandecemos la mantequilla ( yo lo hago en el microondas en función descongelar, lentito y voy viendo cuando está ) y se lo añadimos a la mezcla anterior, junto con el huevo ( no hace falta batirlo). Mezclamos bien con las manos, luego pasamos a  amasar con las yemas de los dedos y a restregarla entre los dedos, para conseguir una masa homogénea:










Dejamos reposar la masa una media hora. Luego dividimos la masa en 3 porciones y extendemos cada porción con un rodillo sobre una superficie con un poco de harina espolvoreada, os advierto que es delicada, trabajadla con mimo para que no se os rompa.
Ponemos el horno a calentar a temperatura suave de unos 180º para tenerlo a punto.



 Cortaremos discos de unos 5-6 cm de diámetro y a la mitad de dichos discos les recortaremos el centro con un cortapastas de alguna forma que nos guste, yo tenía estos de estrella y flor, serán las tapas de nuestras galletas:



Ponemos las galletas en la bandeja del horno, forrada con papel sulfurizado o de horno y las cocinamos unos 10-15 minutos, depende de cada horno, como os digo siempre.




Las sacamos a una bandeja, las dejamos enfriar unos minutos  y luego montamos las galletas poniendo sobre cada  base una cucharilla de postre de mermelada  y colocando  luego encima la tapa para terminar la galleta.


 Como os he dicho, yo he puesto mermelada de mora, de fresa y de melocotón y  han quedado así de bonitas y apetitosas:









Comentaros que estas galletas están mejor de sabor y textura pasadas unas horas desde su elaboración, pues se van poniendo más jugositas y con sabor más afrutado a medida que absorven la humedad de la mermelada. Yo las hice una tarde y al día siguiente estaban estupendas, y pasados dos días igual de ricas... más tiempo ya no duraron!!!

2 comentarios:

  1. Anónimo7/6/11 22:47

    Son un vicio!!!!! están de muerte. Me chiflan, os recomiendo que las probéis

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar