jueves, 19 de mayo de 2011

sargo en cama de patatas

Han caído en mis manos unos fresquísimos y preciosos sargos, mi padre ha ido de pesca y me los ha regalado... espero que no pierdas la costumbre, papá!!!
ya os adelanto que esta receta es muy sencilla y resulta deliciosa, además, puede utilizarse otro pescado de su mismo grupo como la  dorada, el besugo, la  breca...
Esta es la pinta que tenía recien salido del horno :


             



 INGREDIENTES

- un sargo de ración
- una patata mediana ( 150 gr ) por persona
- media cebolla (o una pequeña) por persona
- aceite de oliva virgen extra
- vino blanco
- agua
- sal, ajo y perejil

ELABORACIÓN

Media hora antes de cocinarlos, majaremos unos ajos junto con un poco de perejil ( majar es machacar en el mortero), cuando se forme una pasta, le añadimos un par de cucharadas de aceite de oliva, mezclamos bien y untamos con esta mezcla nuestro pescado.     

Pondremos a calentar el horno a unos 180º para que esté en la temperatura adecuada cuando tengamos todo preparado.

     
A continuación iremos pelando las cebollas y las patatas y cortamos las primeras en juliana (en tiras) y las segundas en láminas no muy gruesas, así :


Pondremos unas tres cucharadas de aceite en una sartén y sofreiremos  un par de minutos las patatas, colocando la cebolla encima de las mismas, las salamos a nuestro gusto.

Cuando las patatas ya tengan un punto de dorado, revolvemos todo y dejamos que la cebolla también se dore un poquito, retiramos, escurrrimos y reservamos. Esto lo hacemos porque las piezas de pescado son pequeñas y se hacen rápido en el horno y de no cocinar un poco las patatas y cebolla antes, puede que cuando el pescado estuviese hecho éstas aún estuviesen un poco crudas. Si tenéis una pieza de pescado de unos 2 kg, necesitará más tiempo de horno y este paso de sofreir antes las patatas no es preciso.


Salaremos a nuestro gusto el pescado y haremos un par de incisiones en cada uno de los lomos del pescado. En una bandeja apta para horno pondremos unas 5 cucharadas  de aceite y nuestras patatas y cebolla ya pochadas bien distribuidas para hacer una cama a nuestros sargos y los colocaremos encima ,sin que se superpongan. Regaremos con un chorrito de vino y medio vaso de agua y al horno!!!





El horno debe estar a unos 180º, como ya os adelanté, y a esa temperatura en unos 10-15 minutos deben estar cocinados, pero lo dicho en otras ocasiones, cada horno es un mundo y vosotros conocéis el vuestro.La norma general es esta temperatura y este tiempo para piezas de este tamaño. Y el resultado final:

Unos sargos jugosos y llenos de sabor y unas patatas tostaditas que, junto con la cebolla blandita, hacen un bocado perfecto... espero que lo disfrutéis tanto como yo.






1 comentario:

  1. Anónimo23/5/11 8:33

    probado y genial!!! ricos ricos además de una manera sencilla de preparar pescado... y eso que el pesacado al horno simpre me ha parecido complicado.
    Además si tienes la suerte de conseguir buena materia prima, pues mejor que mejor. Muchas gracias a quien la suministra.
    Minchiña.

    ResponderEliminar